Desde 1981, PBI ha trabajado a nivel local, regional e internacional para proteger a cientos de defensores de derechos humanos y comunidades cuyas vidas y trabajo se ven amenazados por la violencia.

Hoy en día, las personas voluntarias de terreno brindan protección a valientes defensores y defensoras de derechos humanos que arriesgan sus vidas en Colombia, Guatemala, Honduras, Costa Rica-Nicaragua, Indonesia, Kenya y Mexico.

Las donaciones recurrentes nos ayudan a planificar y asegurar la protección de personas defensoras que enfrentan riesgo debido a su trabajo. Si puedes hacer una donación recurrente, nos permite apoyar las personas que puedan necesitar nuestro protección durante un periodo extendido. 

Ayúdenos proteger los defensores y las defensoras de derechos humanos haciendo una donación a través de PayPal:

Si prefieres enviar un cheque, puedes bajar el formulario para donaciones por cheque aquí.