Principios Generales

1.1 No violencia

PBI se compromete a dar la más alta prioridad a la vida humana y a su defensa. Respeta los derechos humanos básicos, los valores democráticos y las libertades de todas las personas.

PBI tiene la convicción de que una paz prolongada y las soluciones duraderas a los conflictos entre las naciones y en el seno de las mismas no se pueden alcanzar con métodos violentos y por ello, rechaza cualquier tipo de violencia de cualquier procedencia. PBI tiene como objetivo apoyar los procesos de construcción de una sociedad en paz, mediante la promoción de la cooperación entre grupos que trabajen de forma democrática y que se esfuercen por encontrar soluciones políticas a los conflictos a través de medios no violentos.

1.2 Carácter Internacional

PBI es una organización global. Representa las preocupaciones de la comunidad internacional por los conflictos y las crisis que afectan a todas las personas, y la paz que beneficia a todos.

PBI invita a todas las personas, cualquiera que sea su cultura, idioma, religión, creencias y ubicación geográfica a cooperar o servir en las Brigadas de Paz locales, nacionales, regionales e internacionales. Ofrece a los voluntarios la posibilidad de actuar como nexos y/o representantes de la comunidad internacional a la hora de apoyar en la generación de un dialogo mutuo entre las partes en conflicto y de proporcionarles oportunidades para contactar con el exterior.

El trabajo de intervención no violenta de los equipos de PBI en situaciones de conflicto tiene también el efecto de estimular y promover las iniciativas de paz de las personas que viven en las áreas en conflicto. Por ello, PBI promueve la formación de las Brigadas de Paz locales con la esperanza de fortalecer su propio trabajo y de construir actividades de paz en el ámbito local.

PBI respeta la autonomía y el derecho a la autodeterminación de todos los pueblos, y ve los servicios que presta como una pequeña contribución complementaria de los mismos, a sus propios métodos en la construcción de la paz. Por esta razón, evita interferir o imponer su manera de pensar y actuar. Como corolario de este enfoque, PBI acude a una situación sólo si su ayuda es solicitada por parte de las personas a las que concierne esta situación en el área.

1.3 No-partidismo

Como fuerza internacional y tercera parte, PBI actúa de forma independiente y no-partidista. Según la declaración de Vedchhi, el no-partidismo implica:

  • tratar con todas las partes sin prejuicios preconcebidos
  • informar tan objetivamente como sea posible
  • abstenerse de emitir juicios
  • expresar nuestras preocupaciones a los responsables sin acusar a nadie

El no-partidismo no significa neutralidad o pasividad ante la injusticia o la violación de los derechos humanos, la dignidad personal y la libertad individual. Al contrario, PBI está totalmente comprometida con estos valores y lucha en contra de la violencia - física o estructural - como medio de establecer una paz duradera.

Por lo tanto, el trabajo de PBI, como tercera parte no-partidista, requiere que los equipos de PBI y sus miembros no se impliquen en el trabajo de los grupos o las personas a las que asisten o escoltan; que intenten evitar lo más posible manifestarse de forma crítica, a pesar de su posible identificación emocional con las personas oprimidas o las víctimas; que no se impliquen en las políticas oficiales del país anfitrión; que compartan las herramientas de resolución de conflictos que tienen a su disposición con aquellos y aquellas que las soliciten, bien como información o en la forma de talleres y programas de formación, sin imponerse o intervenir con sus propias opiniones.

1.4 Organización Interna

PBI utiliza en su organización y toma de decisiones un modelo no jerárquico, que da importancia a las relaciones y procesos y no solo a los resultados.

Aprobado por la Asamblea General en Ontario, Canadá, en junio de 1992, enmendado por la Asamblea General, Mannenbach, Suiza, en noviembre de 2001

Mandato de PBI

El mandato de PBI es crear un espacio para la paz y proteger los derechos humanos.

La base del trabajo de PBI es la de la presencia internacional definida como una o más de las siguientes actividades: presencia física, acompañamiento físico, relaciones públicas, creación de redes de contactos, tareas de observación y de información, y creación de redes de apoyo internacionales.

Un proyecto puede utilizar otros métodos que contribuyan a la consolidación de la paz (tales como iniciativas en favor de la recuperación de la salud mental de afectados por conflictos o labores de educación por la paz) siempre que también se considere la presencia física como protección.

PBI reconoce que pueden surgir situaciones que requieran una metodología no utilizada con anterioridad. Este mandato permite la implementación de tal metodología después de consultar con todas las entidades que conforman PBI.

Aprobado por la Asamblea General en Ontario, Canadá, en junio de 1992, enmendado por la Asamblea General, Mannenbach, Suiza, en noviembre de 2001